5 consejos de finanzas para emprendedores

Muchos negocios tienden a fracasar en los primeros años por falta de experiencia, sobre todo, en manejos financieros o encuentran dificultades para mantener una buena rentabilidad en el negocio, por eso, como emprendedor es ideal que como mínimo, tengas unas bases sobre este tema.

  1. Organiza siempre la información financiera de tu empresa

En el momento de comenzar tu negocio es necesario que analices muy bien las entradas y salidas de dinero. Cuando se tiene un panorama general de los gastos y por lo tanto de la liquidez de tu emprendimiento, podrás tomar las decisiones adecuadas en el momento necesario.

  • Revisa los gastos fijos de tu negocio, de esta manera sabrás cuánto te gastas mes a mes en cada uno y así sabrás cuánto deberías vender para tener ese dinero y tener al final del mes tus ganancias.
  • Mantén a la mano un registro de las ventas y en general de los ingresos de tu empresa. Es posible que al principio suban y bajen con mucha rapidez, pero después de un tiempo llevarás un promedio del comportamiento de las ventas e ingresos en el año y sabrás cómo anticiparte a las épocas más difíciles.
  • El registro de ingresos y egresos debe hacerse diariamente. Cualquier transacción que no esté debidamente discriminada puede descontrolar las finanzas de tu empresa.
  • Todas las empresas deben comenzar, al menos, con un capital que les permita cubrir los primeros 6 meses de gastos. Las empresas normalmente no comienzan a facturar el primer mes, es necesario que seas paciente y juicioso con tus finanzas.

2. Asígnate un sueldo

Uno de los grandes errores de los emprendedores es no asignarse un sueldo y simplemente adueñarse de las ganancias de la empresa, unas veces más, unas veces menos. Recuerda que tu emprendimiento es un negocio y debes entender que todas las empresas funcionan con sueldos para sus empleados, y tú eres uno de ellos. La idea es que respetes ese monto y por un buen tiempo esa sea la cantidad de dinero que te corresponda.

3. Ten a la mano un colchón de dinero que te ayude en vacas flacas

Un respaldo económico es muy importante. Durante los primeros meses es posible que tu emprendimiento tenga momentos buenos y malos en cuanto a ingresos. En momentos que no son tan buenos es vital que cuentes con un colchón que te de tranquilidad y te permita concentrarte en el posicionamiento de tu empresa. Para crearlo, nuestra recomendación es que mensualmente destines una cantidad de dinero para aportar a dicho colchón financiero.

4. Los gastos hormiga ¡Un rotundo no!

Los gastos hormiga son esos pequeños gastos que se hacen en el día a día, como pasa con las personas, también pasa en las empresas. Evita a toda costa los gastos hormiga e invierte solo en lo imprescindible, de modo que los gastos que tenías planeados para un determinado mes no se hagan mayores y terminen descontrolando todas las finanzas. Asigna una caja menor para imprevistos y lleva un registro exacto de las transacciones que se hagan con ese dinero. Si puedes evitar hacer estos gastos, mejor.

5. Toma cursos de finanzas 

Para ser emprendedor no necesitas ser un experto en administración de empresas y tampoco tienes que tener una especialización en alta gerencia, pero nadie nace a aprendido, ni tú tienes que saberlo todo. Por eso es tan importante que inviertas tiempo en educarte en esos aspectos que desconoces. Los cursos de finanzas cualquiera que sea el medio por el que los tomes, son indispensables para que sepas tomar las riendas de tu tienda online y entender cómo sacarle más provecho